Herramientas UX: benchmarking

benchmark-hero.png

El benchmarking es sumamente importante para entender el mercado y la competencia. ¿Quieres aprender más sobre esta herramienta UX? Aquí tienes lo más importante.

El benchmarking es básicamente un análisis comparativo de productos o servicios de la competencia, en relación a un producto existente o a uno por lanzar. La idea principal de esta herramienta es contar con un punto de referencia, antes, durante y después del desarrollo del producto.

Una vez realizado, se pueden obtener buenas ideas para mejorar la experiencia de uso, los procesos y las tecnologías, además de reducir costos, aumentar ganancias y fortalecer la relación con el cliente.

Fortalezas y debilidades

Al realizar esta comparación con la competencia, se gana perspectiva y puntos de referencia, muy importante para mejorar la calidad y para saber cuáles son las fortalezas y debilidades del producto o servicio que se está analizando. En definitiva, se examina la competitividad de un negocio, ¡una cuestión fundamental de cualquier tipo de proyecto!

Por esta razón, el benchmarking es una herramienta a la que puedes recurrir durante todo el proceso de desarrollo, es decir, antes, durante y después. ¡Te recomendamos tenerla siempre a mano!

Pero, como todo en la vida y, en especial, en el mundo de los negocios, no todo lo que brilla es oro. Si bien ayuda a concientizar sobre cómo se trabaja y el lugar que se ocupa en el mercado —y además no requiere un gran gasto de dinero—, puede resultar una técnica peligrosa. ¿Por qué? Si no se compila la información correcta de la competencia, podemos caer en el riesgo de tomar decisiones equivocadas. Si quieres examinar más ventajas y desventajas, te invitamos a revisar “Investigación UX”, el libro de Jorge Barahona, donde encontrarás información más detallada.

benchmark-internal.png

Los 2 tipos de benchmarking

En AyerViernes utilizamos 2 tipos de benchmarking: de “guerrilla” y “profundo”. El primero tiene como objetivo revisar atributos y características generales de un producto o servicio en relación a la competencia; el segundo se usa para comparar tareas y acciones que tienen que ver con la usabilidad del producto o servicio.

No deben confundirse ya que eso puede desencadenar conclusiones erróneas. Por lo tanto, es crucial estudiar qué benchmark se debe realizar y comprender qué tipo de información se necesita. Con esto queremos decir que, antes de avanzar con esta herramienta, es esencial que tengas en claro los objetivos. ¿Qué uso quieres darle a estos datos comparativos? ¿Son útiles para tu estrategia? Será mejor que respondas estas preguntas primero y luego pongas en marcha el proceso de benchmarking.

¿Necesitas profundizar más?

Cuando hay información de por medio, uno siempre queda con ganas de más. Esta entrega sirve principalmente para darte un entendimiento bien práctico y general acerca de esta herramienta.

Si quieres adentrarte más en este mundo, te invitamos a leer el libro de investigación UX de Jorge Barahona, donde podrás conocer más a fondo el uso del benchmarking y de otras herramientas imprescindibles.

También puedes hacer un taller práctico presencial donde nos arremangamos la camisa y nos ponemos a trabajar para aplicar estos conocimientos.

¡Sigue aprendiendo!


propuesta-mockup-cta.png
 

Conoce las principales herramientas de investigación UX