Arquitecto de la información: perfil y entrevista

Arquitecto de información - Perfil y Entrevista-02.png

El proyecto UX avanzó —articulación, investigación, estrategia— hasta que llegó la etapa de diseño. ¿Quién comenzará a ejecutar la estrategia y tangibilizar una idea de diseño?

Nombrar y jerarquizar el contenido para que los usuarios puedan interactuar con un sistema, es la primera tarea a la hora de comenzar la etapa de ideación o diseño UX. El arquitecto de la información es quien toma las riendas en los inicios de esta etapa.

¿Quieres saber más? En este artículo podrás conocer a fondo el rol de este perfil UX. Además, al final de la nota encontrarás una entrevista realizada a Felipe Oñate, profesional UX que comenzó trabajando como arquitecto de la información y actualmente ocupa el cargo de consultor en diseño estratégico.

Qué hace un arquitecto de la información y por qué tu equipo lo necesita

A la hora de avanzar sobre el diseño de un producto o servicio, cada profesional en el equipo UX cumple un rol trascendental, y el papel del arquitecto de la información no puede ser ignorado. Es el primero en etiquetar la información, agrupar categorías y determinar el flujo del contenido. En sus mapas de navegación —su herramienta principal— la experiencia de los usuarios comienza a tomar forma.

El arquitecto interpreta la estrategia diseñada por sus colegas y la transforma en un esquema. Es un profesional experimentado que conoce los puntos de interacción entre un producto o servicio digital y sus usuarios.

Conocimientos y habilidades de un arquitecto de la información

En síntesis, el arquitecto de la información:

  • Ordena y prioriza el contenido según relevancia

  • Vuelca la estrategia UX en mapas de navegación

  • Identifica posibles problemas en la comunicación producto-usuario

  • Propone ideas para mejorar la experiencia del usuario

Y tiene habilidades en:

  • Definir categorías y etiquetar contenidos

  • Realizar sesiones de card sorting o tree testing

  • Diseñar y optimizar mapas de navegación

Por suerte, siempre hay más información para leer y estudiar. Si te interesa, revisa nuestro artículo sobre los profesionales UX que necesitas para crear tu equipo UX.

Y ahora que ya has procesado toda esta información básica acerca del arquitecto de la información, no te pierdas la entrevista.


Entrevista a un arquitecto de la información

Arquitecto de información - Perfil y Entrevista

¿Te gustaría que un arquitecto de la información te cuente con sus propias palabras cómo es su trabajo diario? ¡Aquí tienes la oportunidad de conocer a un profesional! Entrevistamos a Felipe Oñate de la consultora UX Diseño.Lateral, quien comenzó trabajando como arquitecto de la información y actualmente se desempeña como diseñador estratégico. También te contamos que Felipe es alumno de la Escuela UX y está certificado bajo el programa internacional UX-PM. ¡Vamos a la primera pregunta!

¿Cómo llegaste a convertirte en arquitecto de la información?

En 2008 terminé la carrera de Comunicación Multimedia, la cual abarca múltiples ámbitos del diseño de productos multimedia, desde producción web hasta diseño multimedia, post producción digital, animación tradicional y en 3D, efectos visuales, entre otras cosas. La carrera entrega un montón de herramientas pero luego viene el desafío de profundizar y especializarse. Yo empecé trabajando como desarrollador front y por otro lado me especialicé en Australia como animador en 3D y post productor digital.

Después de eso, trabajé siempre ligado a lo freelance, ya sea ofreciendo mis servicios por proyectos de manera independiente o bien trabajando para proyectos privados y startups enfocadas a diferentes sectores, como por ejemplo turismo, videojuegos y venta de productos y servicios. De una forma u otra, mi carrera estuvo siempre ligada al desarrollo web.

En 2013 decidí actualizarme en arquitectura de información y experiencia de usuario en el diplomado del mismo nombre que se realiza desde 2012. En algunos submódulos tuve la oportunidad de tener clases con Jorge Barahona. A partir de ahí, mi camino profesional se orientó a posicionarme dentro del mercado chileno, que en esa época estaba viendo sus primeras luces con las primeras agencias consultoras especializadas en estos temas.

En 2014 entré a trabajar a Fusiona, una agencia digital y de desarrollo de software que trabaja con clientes de diferentes sectores económicos como telecomunicaciones, banca, retail, industria automotriz, energía y otros. Allí trabajé como arquitecto de la información diseñando diferentes productos digitales como aplicaciones móviles, plataformas web y sistemas internos de gestión. Me encargaba de diseñar prototipos de sistemas que fueran fáciles de usar y que sus diferentes flujos fueran claros y eficientes para las personas.

¿Qué te hizo dar el salto hacia el diseño estratégico?

Durante el ejercicio de mi profesión como arquitecto de la información y diseñador de experiencia de usuario me daba cuenta de que los alcances que tenía el arquitecto dentro del big picture del Diseño UX seguía siendo muy acotado y enfocado en la producción. Yo sentía que no estaba siendo parte de las conversaciones más relevantes que tienen que ver con la estrategia del negocio y los objetivos comerciales.

En ese sentido, mi labor se estaba limitando a generar mapas de navegación, wireframes estáticos e interactivos y prototipos de diferente fidelidad. El diseño estratégico amplía la mirada y el rango de acción que tienen los diseñadores para hacerse cargo de la experiencia de usuario en todos sus puntos de contacto, no solamente en productos y servicios digitales.

A partir de allí, en 2016 tomé un programa en Diseño de Servicio en la Universidad Católica de Chile. Eso me dio una mirada más amplia y más general de lo que implica el Diseño UX. Desde entonces, mi intención ha sido trabajar y posicionarme de una manera distinta, donde mi apreciación, mis conocimientos y mis aportes sean más transversales. Además, busco formar parte de la mesa donde se toman las decisiones y donde el diseño es parte fundamental de esas resoluciones de negocio al interior de las empresas.

¿Por qué un equipo UX necesita de un arquitecto de la información y un diseñador estratégico?

El Diseño UX no debe ser tarea para una sola persona. Esta disciplina implica un trabajo colaborativo con un equipo multidisciplinario formado por varios perfiles que asumen diferentes responsabilidades dentro del proceso colectivo de diseño.

Teniendo esto presente, la arquitectura de información se hace parte fundamental dentro del proceso porque permite definir los contenidos y las estructuras que luego se llevan a las interfaces de usuario. El arquitecto debe ser capaz de definir la taxonomía de un producto o servicio digital, así como también definir la jerarquía de los contenidos y desarrollar estrategias de contenido.

En fin, son una serie de funciones que este perfil debe asumir dentro del proceso general. Para que este equipo funcione de manera cohesionada y para que todos remen para el mismo lado, es importante contar con un rol de liderazgo que facilite las acciones del equipo y se puedan diseñar mejores productos y servicios. Entonces el rol del diseñador estratégico se hace fundamental.

¿Cómo era un día típico en tu rol de arquitecto de la información?

A partir de los contenidos de un producto digital, mi labor consistía en establecer las estructuras y las jerarquías de los diferentes módulos o componentes de un producto o servicio digital. Dentro de mis funciones, estaba también la definición de la categorización de la taxonomía de los contenidos y el diseño de las estructuras de una interfaz, de manera que el producto sea sencillo de usar. El objetivo es que el contenido relevante para los usuarios sea de fácil acceso y que todo esto entregue como resultado una mejor experiencia de uso.

Además, realizaba actividades de investigación, como por ejemplo desarrollo de cardsorting, tree testing y los diferentes métodos de investigación que son propios del arquitecto de la información. También desarrollaba wireframes para definir las estructuras, jerarquías y flujos. Eran actividades que se cruzaban con las diferentes disciplinas que están involucradas dentro del Diseño UX. Todas estas actividades estaban ligadas al trabajo del diseñador de interacción, el estratega de contenidos y el investigador UX.

Actualmente, como diseñador estratégico me encargo de supervisar las diferentes actividades UX, teniendo siempre presente la estrategia que hay detrás del producto o servicio. Me encargo de que cada uno de los miembros puedan cumplir con su labor y puedan trabajar de forma colaborativa de la mejor manera posible, facilitando el trabajo en conjunto y apoyando las diferentes acciones dentro del equipo.

Finalmente, este rol funciona como representante de los usuarios y sus necesidades. Pero al mismo tiempo, cumple el rol de vincular los objetivos y metas del negocio con las necesidades de los usuarios.

¿Puedes explicarnos un proyecto en el que hayas trabajado, describiendo tu principal función como arquitecto de la información?

Uno de los últimos proyectos en el que trabajé como arquitecto de la información estuvo relacionado con una Fundación en Chile, la cual proporciona diversos espacios de formación y fomento artístico para jóvenes y público en general. Por ejemplo, talleres de arte, danza, producción audiovisual y música. Llegaron con un requerimiento bien básico: rediseñar su sitio web. No había consideraciones respecto a la necesidad sino que buscaban un simple refresh, que es el típico requerimiento.

Sin embargo, ellos solicitaban que este rediseño considerara la opinión de los usuarios, o al menos que el usuario estuviera involucrado en el proceso de diseño. Eso nos dio pie para trabajar bajo este enfoque y comenzamos un proceso de investigación de usuario que contempló entrevistas en terreno y encuestas online. Posteriormente implicó actividades de cardsorting y diseño de wireframes interactivos para su posterior testeo con usuarios.

Uno de los resultados que más destaco de este proyecto, y que es parte del trabajo en conjunto, fue el darnos cuenta de que finalmente la necesidad de los usuarios iba mucho más allá del simple maquillado o rediseño. Esta plataforma no estaba cumpliendo con ciertas funciones y todo esto finalmente derivaba a las redes sociales de la organización.

Los usuarios requerían una vía más eficiente para comunicarse con la institución. La Fundación también lo necesitaba para coordinar, de manera más ordenada, los horarios de los talleres o informar cambios de sala y cancelación de clases. Todo esto se descubrió principalmente a partir de la investigación que nosotros hicimos. Si bien el trabajo del arquitecto de la información cumplió un rol importante dentro de este proceso, yo vinculo el resultado y el éxito a la colaboración del equipo.

entrenamiento ux capacitacion ux

Capacitación para empresas

Entrenamiento transversal en Diseño de Experiencia de Usuarios para tus equipos